Cómo protegerse de los grandes players del coworking

Los espacios de coworking medianos y pequeños se enfrentan a grandes firmas multinacionales que se implantan en el país… Propongo una estrategia mixta para seguir existiendo.

Está muy presente entre las personas que montaron/que están montando/que dirigen espacios de coworking la inquietud de que se desvirtúe lo que siginifca el coworking, y que se convierta en una etiqueta vacía de significado.

De ahí la reacción de buscar definiciones de lo que es y no es un espacio de coworking, subrayando su filosofía de fondo: la importancia de la comunidad que se forma en estos espacios y la importancia de compartir -conocimiento, relaciones, y otros tipos de recursos- (haz click aquí o aquí para ver ejemplos recientes).

Durante la Coworking Spain Conference de este año se habló con cierto nerviosismo de la llegada de los “grandes players” al país. Son grandes empresas que han invertido en el negocio de los espacios de oficina compartidos, por lo general relacionadas con el mundo inmobiliario y respaldadas por grandes inversiones financieras (como es el caso de Spaces o Talent Garden).

Tienen una capacidad enorme de rentabilizar el negocio, básicamente por su capacidad de construir espacios gigantes y “hacer caber” a un volumen también gigante de personas. Sin ir más lejos, supimos hace poco que WeWork está negociando un acuerdo de compra de un edifcio de oficinas de 7000 metros cuadrados a la inmobiliaria Colonial en Barcelona.

 

defenderse con una estrategia mixta

 

Pienso que la preocupación está directamente relacionada con esta competencia desigual, y el impulso es, evidentemente, el querer protegerse. Y una de las vías es protegerse apuntando a la esencia de lo que se suele llamar el “movimiento coworking”.

Ser diferentes para existir

En una economía de mercado, la única manera de protegerse frente a la competencia de los grandes volúmenes -o eso dicta la teoría clásica-  es diferenciándose, es decir, ofreciendo un valor diferencial.

Los espacios de coworking medianos y pequeños quieren defender su trabajo apelando al valor de la comunidad, algo que estos grandes players no sabrían hacer por tener puesto el interés en la generación de dinero.

Pero no nos engañemos. Una comunidad en la que se comparten recursos se puede lograr de muchas maneras, y estos grandes actores pueden tener más de una carta bajo la manga en esto de “armar comunidad”. Aquí un ejemplo tomado de la página web de WeWork en castellano:

Cuadro de servicios de comunidad en Wework
Cuadro de servicios de comunidad en Wework, tomado de su web.

Entonces… ¿Qué se puede hacer? O mejor: ¿Qué se está haciendo ya y qué se debería potenciar para hacer frente a esta realidad?

La relación con el territorio

Hay dos componentes principales que, juntos, son la base para que los espacios medianos y pequeños tengan una oferta fuerte frente a los grandes. El primero es la relación de éstos espacios con su entorno.

La relación con el entorno es la manera en que tu espacio de coworking se ubica y se conecta con un territorio específico, ya sea un barrio en el caso de los espacios de coworking urbano, o una comarca para los espacios ubicados en zonas rurales. ¿Cómo se conecta el adentro con el afuera? Sabemos que el coworking es un fenómeno mundial, pero que es específico a los lugares en los que se ubica. Un coworking en Soho no puede ser lo mismo que uno en el Poble Nou de Barcelona, o el centro de Almería.

Conectarse con el tejido local -comercial, emprendedor, asociativo- puede crear una pertenencia profunda y lograr que incluso los gobiernos locales  y el ecosistema empresarial y emprendedor estén dispuestos a protegerlo frente a la vulnerabilidad que supone el competir con grandes firmas. Un ejemplo de esto podría ser Cosfera en Córdoba, o Sinèrgics en Barcelona, espacios que buscan tener un impacto más allá de sus paredes y de sus coworkers.

El compromiso con personas y proyectos

El segundo componente de esa estrategia mixta implica entender la comunidad como algo más que un grupo de personas que se comunica porque hay un espacio físico y comodidades que permiten esa comunicación. Comunidad es algo más que cervezas gratis en una nevera o una zona chill-out, ¿verdad?

Ya sabemos que generar comunidad es básico. Y no pongo en duda que el diseño del espacio y las comodidades que ofrece son importantes para generar relaciones e intercambio de ideas ente coworkers. Pueden ser incluso una condición para que se cree una cultura particular. Esto es bien conocido por los community builders o constructores de comunidad.

Pero esta idea se puede llevar más lejos al proponer un apoyo constante a los proyectos de autónomas/os o de pequeños y medianos emprendimientos que están comenzando. James Layfield, director de Central Working en Londres, es de este parecer también y afirma que la creación de comunidad pasa por la creación de una red de apoyo a diferentes niveles -incluso el emocional-. Los coworkers deben sentir que en su lugar de trabajo hay un interés real en verlos crecer, deben sentir que se entiende su proyecto y que su éxito hace parte de un éxito colectivo. Se me ocurre el caso de La Colaboradora de Zaragoza, en la que los coworkers/emprendedores que pasan con sus proyectos por ahí, no quieren irse.

Esta red de apoyo multinivel está directamente relacionada con la creación de un sentimiento de pertenencia, y les puedo decir que hasta los digital nomads o nómadas digitales necesitan sentir esta pertenencia y ese respaldo, por muy poco tiempo que se queden en un mismo lugar.

Recapitulando, la conexión con la realidad territorial cercana a los espacios y el compromiso integral con los proyectos de los coworkers son los elementos que hacen que la idea de coworking y de comunidad llegue al siguiente nivel.

Seguro que me he dejado algún espacio de coworking que desarrolle de manera ejemplar estas prácticas. ¡No dudes en nombrarlo abajo en comentarios!

Puedo escribir contenidos como este para tu web o blog. Llámame o escríbeme y lo charlamos.

 

If you found this useful, share it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *